Esta historia es la materialización de un sueño que se inició leyendo una revista de motociclismo hace ya mucho tiempo…..

…..Por aquel entonces, había salido a la venta la Honda África Twin y para algunos clientes que estuviesen dispuestos a pagar un extra sobre su precio que, creo recordar rondaba 1.150.000 pts, con otras 150.000 pts más, Honda pondría a su servicio el mantenimiento y la asistencia durante la prueba PARÍS-DAKAR, y yo…., soñaba con esa fantástica moto y protagonizar esa aventura.
Pero cuando tus sueños van económicamente mucho más allá de tus compromisos vitales…sólo son SUEÑOS…., pero qué bonito es SOÑAR!!!!
Quién podría pensar que una Vespa serviría para andar por los caminos como una enduro, o se atrevería a salvar lenguas de de arena o superar los ruggies y no descoyuntarse. Algún loco lo debió pensar antes que yo. Quién me iba a decir a mí que, una Vespa me llevaría a asaltar uno de mis sueños que ya casi se había desvanecido…. Digo “asaltar” porque los sueños…., no te buscan a ti…, tienes que perseguirlos, acosarlos y asaltarlos tú a ellos….., porque son siempre muy difíciles de lograr.
El asalto a la realidad de mi sueño es el siguiente… Sí, tengo una Vespa y con ella la posibilidad de participar en el Vespa Raid Maroc, esto lo descubrí de manera accidental en el facebook; de repente, un día vi que se organizaba un raid tipo Dakar en Marruecos en el que competían Vespas, que la inscripción rondaría los 1000 Euros y que además se desarrollaba en unas fechas en las que yo podía tener días libres. Pues bien, me apunto, pensé.
Y llegó el gran día, consigo una furgoneta que me deja un amigo y cargo a mi “Araña del Desierto” que es el nombre que le he puesto a mi máquina…, la verdad es que poco tiene distinto a una Vespa de calle: el depósito de combustible auxiliar y algo mejorada la amortiguación son sus únicas bazas. Las ruedas de tacos con la aleta delantera recortada es lo que más la diferenciaría estéticamente de cualquier Vespa común, pero eso sí, goza de una salud estupenda, el motor está O.K., paro en Sariego para un último repaso de la moto que me lo hace Fernando (el mejor Doctor de Vespas que conozco, observa que el carburador no va muy fino y decide cambiármelo, también le cambia el aceite y la deja preparada para el gran reto) seguidamente, recojo en Oviedo a mi compañero de viaje Bernardo y cargamos la suya una LML 4 tiempos nueva de paquete, no tiene ni dos semanas y apenas tiene hecho el rodaje. Bernardo sólo le cambia los cofanos y le acopla un portabultos traseros en el que lleva dos garrafas de gasolina y dos ruedas de repuesto, a mí me parece una barbaridad de peso, pero a él le daba confianza y le gusta así. Tras unas diez horas de viaje nocturno llegamos a Almería donde nos recogería el camión de transporte, otro día más entre barco y autobús para llegar a la base de nuestro primer destino; Mildet, también es el principio y el fin de cada una de las tres próximas etapas que tendrán lugar en esa zona de Marruecos próxima al Atlas.
Cuando llegamos al aparcamiento del Hotel, ya se respiraba el ambiente de las carreras, los participantes más experimentados montaban sus carpas con generadores de corriente, para tener luz, compresor, nevera, etc, tambien colocaban lonas en el suelo para que sus tornillos no se perdieran entre la arena en caso de que se les cayesen al realizar cualquier reparación.,furgonetas repletas de herramientas, vehículos auxiliares de apoyo, etc. Bernardo y yo simplemente nos limitamos a tomar posesión de una porción de aquella tierra de dos metros por dos, la hicimos nuestra colocando las dos motos y una caja de herramientas; ese sería nuestro box durante (al menos, tres días), la parte positiva fue que tardamos muy poco …, quitamos el plástico de embalaje a las motos y ya estábamos listos para la primera etapa. Yo di una vuelta al parking del Hotel observando a los demás participantes y los veía desmontando sus motos, cambiando cosas del motor a última hora…, a mi me queda muy lejos todo eso…., yo, si tengo algún problema, con rezar un Jesusito de mi vida que eres niño como yo… es lo único que puedo hacer si las cosas me vienen mecánicamente mal….,pensé.
Primera etapa.- Bernardo dice que me va a esperar, el sale el 13 y yo el 21, a mí no me acaba de convencer la estrategia…, porque es tener doble posibilidad de quedarte sin correr.., no obstante acepto que él me espere…., inicio de etapa 3.2.1. bip y empiezo a darle gas a mi Araña, a sólo 2 kilómetros, el track entra en el pueblo de Midelt, hay mercado y un gran tumulto de gentes deambulando por sus calles, yo empiezo de disfrutar de la carrera, me recuerda a esas películas en las que hay persecuciones en moto entre el gentío…, de repente, un grito me saca de mi propia película, es Bernardo que me estaba esperando en mitad de ese tumulto, arranca y se viene conmigo…, vuelvo a meterme en la película y al poco rato veo a las chicas de Almería desesperadas a un lado de la carretera, paro y les pregunto si todo va bien, y ellas me dicen que el motor de Julia no va, que ya viene la asistencia y que están bien…, trato de volver a la película y entramos en una zona de carretera muy deteriorada y con tramos de piedra suelta y arena alternos, de repente oigo un pitido y Bernardo me dice que quiere parar a hacer unas fotos de un puente que acabamos de pasar…., pienso que una cosa es hacer fotos y otra correr, pero me paro más adelante y espero hasta que no me aguanto más y vuelvo y le veo con Manu en el puente haciéndose fotos…, les animo a retomar la carrera porque este rollo de la fotografía turística mezclada con lo que siento por dentro no es compatible, para más inri cuando localizamos el primer way point Bernardo se da cuenta que su rueda trasera está pinchada y yo le ayudo a repararla a toda velocidad, mientras tanto Manu nos deja y se va al ver que al otro lado del río están pasando más participantes. Una vez reparada la rueda de Bernardo yo cruzo el río en dos ocasiones en un intento de localizar un way point que se encuentra próximo, Bernardo que me sigue, cruza el río por una zona de ciénaga y se queda empantanado allí con el barro hasta las rodillas, me meto y lo ayudo a salir de esa situación, pero mi fuego interno no me permite perder un minuto más, a partir de ese momento decido tirar y hacer mi propia carrera en solitario, nada de grupos, ni equipos; lo siento, siento no poder someterme a los tormentos de ver a otros correr mientras yo me quedo sacando fotos, empujando, etc. Decido hacer mi propia carrera…., EMPIEZO A DISFRUTAR…., a partir de este momento presto atención a mi propio rumbo, a mis propios errores y aciertos, de esta forma consigo realizar varios way points muy buenos en los que para lograrlos realizo alguna pequeña barbaridad, pero eficaz; como un pardillo intento llevarlos todos fotografiados antes de llegar al Control de Paso, porque creía que éste control se encontraba en mitad más o menos del recorrido…, me entretengo un poco más de la cuenta en conseguir algún way point más y cuando miro el relój estoy casi al límite del cierre, voy a rumbo hacia el track y me encuentro navegando por una zona bastante difícil mientras pienso que si me pasa algo allí, no me podrían sacar con los todo-terrenos, consigo llegar al Control de paso pero fuera de tiempo, aún así me hacen parar los 30 minutos obligados y decido tirar sin parar para llegar a tiempo al cierre de etapa, porque si me entretuviese buscando algún way point podría encontrármela cerrada también. Llego a tiempo, entrego mis fotos y mi baliza, he penalizdo la mitad de los puntos, había conseguido 70 pero me aplican el 50% de redución al no pasar el control. Me dirijo hacia nuestra zona de box y realizo el mantenimiento de la Araña que consiste en limpiarle el filtro del aire que tengo bajo el asiento y depósito de gasolina, lo cual es bastante engorroso, pero lo límpio; allí, debajo del depósito, tengo un trozo de una botella de leche embocada a la toma de aire del fuelle de goma del carburador y a la botella de leche le tengo puesta una media de mujer (¡¡¡¡qué sofisticación!!!!) alta tecnología…, pero por lo menos hoy ha funcionado, lo quito, lo soplo, lo vuelvo a colocar, le doy un besito de buenas noches a la Araña y lista para la siguiente etapa.
Etapa 2.- A lo largo de la tarde del día anterior oigo a Bernardo comentar que me esperó y que luego yo me fui…, le digo -hoy yo te voy a esperar a ti, pero lo haré en el primer way point para ganar tiempo…., yo salgo el 10 y Bernardo el 17, así lo hago y juntos hacemos los dos primeros way points, pero después hay un largo trecho por la montaña muy rápido y arriesgado, pero yo no me puedo permitir el lujo de tomármelo con tranquilidad, me lo impide mi “ardor guerrero”, Bernardo me cuenta que su moto es muy inestable porque lleva la amortiguación de origen después, pero yo no quería perderme un día más de carrera, aprieto y empiezo a coger a gente que va por delante, pero en mi ignorancia de pardillo, si llevas a alguien delante te comes todo el polvo y tú no navegas…navegan ellos y tú chupas polvo e incertidumbre, me acoplo a Sticky e Íñigo y con ellos hago casi toda la etapa…, aunque al final me decido a ir por mi cuenta y voy mejor., llego a la meta, entrego las fotos y la baliza y subo a la 8ª posición, al llegar repito la ceremonia del día anterior…limpieza de filtro y besito de buenas noches a la Araña. Luego en el Hotel, Bernardo me comenta que se encuentra mal física y anímicamente, que tiene el mal de Marruecos: cagalera y debilidad, esto le estaba pasando a algún piloto más, así como; que su moto es muy inestable y pesada. Aviso a la médico de la prueba y ésta le recomienda reposo y que no salga al día siguiente.., es preferible perderse un día de carrera que tener un accidente o empeorar.
Etapa 3.- Hoy soy totalmente libre de hacer lo que quiera, salgo en la posición 8ª y decido hacer mi propia carrera…, voy muy bien hasta el primer way point y allí me encuentro al campeón Enrique Vera que se está haciendo su foto…, me voy con él, él sabe de algún atajo seguro y cambio mi estrategia de navegador a perseguidor…jajaja,, me pego a él y éste se une a Marchán, junto a ellos hago el siguiente way point.., (pero aquí, después de hacer la foto mi moto se para…por qué? maldita¡¡¡¡¡ en mi afán de economizar peso salí sólo con el depósito delantero lleno, el auxiliar vacío…, el delantero no funciona bien y me quedo tirado viendo cómo Enrique y Marchán se alejan y con ellos mi posibilidad de hacer pleno en el día de hoy), desmonto el depósito principal y con él intento llenar el auxiliar para poder arrancar la moto), en ese tiempo pasa por allí Jatu que me ve en esa situación y me deja su bidón de gasolina de reserva para que yo vaya más rápido llenando el dépósito, yo le indico dónde está el way point mientras yo reposto, luego vamos juntos hacia el siguiente punto., durante esta incidencia también se nos une Manu y los tres enfocamos hacia el cañón de Jaffar…., empezamos a navegar por el cañon y al principio nos resulta un poco confuso porque jalonando el Cañón hay varios way points que desde el interior son imposibles de alcanzar y hay que hacerlos desde fuera, pero tardas un rato en darte cuenta…., consigo adentrarme en la garganta y lo que parecía imposible, su paso de entrada,…tuve que escuchar un grito de (a dónde vas????) que me profirió Manu cómo recriminándome una locura….., pero yo estaba acertado…., era por allí…-, costaba creerlo, porque nadie se imaginaría que la organización de la prueba tuviese en tan poca estima nuestras máquinas y nos obligara a darles una gran paliza,….maltrato total…pista más bien de enduro o trial que, algo relativamente civilizado y previsible. Durante el estrecho cañón hubo que empujar muchas veces la moto, escuchar el ruido continuo de las rocas golpeando el chasis mientras piensas que en algún momento romperás algo vital y allí finalizará tu aventura, la palanca de arranque golpea a veces contra la roca y yo creo que es el cangrejo que lo voy a acabar arrancando, como ya me ha pasada en alguna ocasión. Llego hasta el final del cañón donde se ensancha y entra el sol y me tropiezo con Sara que está intentando acceder a una loma con su SuperCosaVespa y le falta potencia, yo lo intento a través de un sendero muy angosto para ahorrarme el coger el camino por su sitio a unos 200 m., más allá, y caigo en una trampa vegetal, el manillar se me gira, la moto se cae para un lado y yo para el otro., peleo para salir, pero necesito ayuda para sacar la moto y allí encuentro a Manu y a Jatu que me ayudan, yo a ellos también los ayudo a remontar y poder coger la pista. Los tres decidimos ir a buscar way points a otra zona menos sacrificada y llegar a tiempo al control de paso, porque no sirve de nada hacer puntos si luego los penalizas…, salimos del barranco y empezamos a ir bastante deprisa por una zona de pista de montaña arriesgada. Luego llegamos a un campo de olivos y hay varios ways que logramos por allí, después cruzamos un río y en un pueblo, también encontramos otros tantos, consigo otros dos ways más y nos tropezamos nuevamente con Enrique y Marchan, yo me pego a ellos a saco y voy todo el rato envuelto en una nuve de polvo que no me deja ver el terreno y solamente me sirve de referencia el movimiento de sus cuerpos para tratar de adivinar el terreno por el que voy a pasar mis ruedas, con ellos y con mi aporte extra logramos hacer otros dos ways más, después voy a saco a su rebufo, tragando polvo constantemente, no tardo en darme cuenta que no ha sido una buena idea ir a ciegas….,porque en una de éstas, ellos desaparecen en una curva, yo me quedo sin referencias y me voy al suelo…., la Araña se queja del golpe y en la caída observo (antes que nada) que la maneta del selector se ha quedado loca y que no hay nada que hacer ya., desolado pongo la moto de pie y creo que mi aventura en Marruecos ha finalizado, pienso (fue bonito mientras duró) pero sin perder la esperanza compruebo a ver cómo ha quedado la moto y observo que, tiene una velocidad engranada y esa velocidad es la 3ª, cojo el embrague y empiezo a empujar la moto, noto que parece que quiere arrancar, juego con el embrague un poco y “voilá”, arranca con muy poca potencia pero jugando con el embrague un poco más veo que voy subiendo revoluciones y con ellas velocidad, paso el camino y me meto en la carretera que va hacia la meta, estoy sólo a 2 kilómetros de ella…, abusando del embrague logro llegar….y hasta en el tiempo….jajajaja, en esta etapa consigo la 4 posición…pero por otra parte sé que estoy fuera del Raid…
CAMBIO DE UBICACIÓN….., despuées de llegar, tras finalizar la 3ª etapa mi moto está muy tocada, he abusado del embrague para llegar, hago conjeturas sobre qué tendrá roto para que se haya quedado loco el selector…., pienso que ojalá sea que se han destensado los cables del cangrejo…., que por otra parte sería la avería más sencilla para mí y su reparación estaría a mi alcance…., no lo puedo saber porque no hay tiempo, hay que embalar las motos y el equipaje porque nos mudamos a Erg Chebby. Más vale no pensar.., pienso….
Llegamos a Erg Chebby casi de noche…, no es posible ponernos a hacer nada, además los más expertos que traen sus carpas, rápidamente se dan cuenta de que es un error el colocarlas nada más llegar y ya de noche, una tormenta de aire fuerte las lanza encima de los coches que están aparcados y alguno resulta con el parabrisas roto, echamos una mano y las desmontamos y recogemos para más seguridad. La organización nos da tregua y nos anuncia que la salida para la 4 etapa se realizará a partir de las 10 de la mañana, lo que me da un cierto margen para arreglar la moto….
Etapa 4ª.- Me levanto a las 6 de la mañana, luce un sol espléndido y por un instante veo un fantástico amanecer desértico que me tiene que pasar desapercibido obligatoriamente, porque mi principal interés es poner la Araña a punto…., quito el cófano, la tapa del cangrejo y creo que los cables se han desplazado…yujuuu¡¡¡¡ creo que la solución va a ser rápida y a mi alcance…., tenso los cables y cuando creo que lo tengo veo que el selector está muy trabado y no funciona bien….nada de yujuuuuu…., más bien “hostia puta que me quedo sin correr, rayos y centellas ###”…..
Aparece el buen Samaritano…, José Conde…ve que estoy un poco jodido y me dice ¿qué te pasa?…yo le digo que no sé regular el cambio y él me dice….Espera que acabe de desayunar y yo te lo miro…., empiezo a ver la luz…..hay algo de esperanza (pienso). Con la parsimonia de los que se saben genios…., acaba de desayunar y me acompaña hasta donde estaba la Araña…., me manda hacer unos movimientos con el selector y se da cuenta que no va bien, hay que desarmar la calandra de la luz y el soporte del GPS…, yo voy haciéndolo y efectivamente allí debajo estaba el problema…., las camisas se habían salido de sus alojamiento, se habían desmadejado y había que sustituirlas para una correcta reparación, pero tirando de recursos entre los dos logramos solucionar la deficiencia de las camisas con casquillos de bujías…, cuando uno esta jodido piensa que se las pela…lo de los casquillos de las bujías se me ocurrió a mí., (qué raro). Jose que es un manitas lo sincroniza todo muy bien y la moto funciona. Yujuuuu, ahora de verdad. Gracias Jose,,,,” tú eres mi Ángel del VespaRaid”.
Pero cometo un gran error…. Bajo la presión de los neumáticos porque veo arena por todos lados y pienso que así voy a tener más tracción. Esta decisión me costará muy cara….
Etapa 4.- Salgo el 7, voy ha hacer mi carrera, voy a dedicar los primeros kilómetros a aprender a leer la arena del desierto y experimentar las reacciones de la moto antes de correr a lo loco, también pienso que no voy a pegarme a nadie…., empiezo a sumar way points navegando entre terrenos muy diversos con arenas cambiantes unas muy duras y cómodas, otras muy densas que te atrapan y te hacen sufrir mucho y para cruzar lenguas de arena de apenas 100 mts, tú echarás el resto, el físico es determinante, me quedo sin aliento en alguna ocasión empujando la jodida moto. Logro algún way de los caros como yo los llamo a los de 20 puntos, pero para llegar a él tuve que empujar de narices. Vuelvo a los terrenos duros y veo a José haciéndose una foto con camellos y me distraigo lo suficiente, dejo mi atención del 100×100 de mi trazada y golpeo una roca, pienso (la he jodido), no tardo en darme cuenta de que eso es así, mi rueda trasera empieza a dar bandazos y no me queda más remedio que cambiarla, tiro la moto al suelo y cambio la rueda bastante rápido, pero cuando intento arrancarla…, está inundada y no hay tu tía con ella…la empujo hasta la extenuación, pero no es suficiente, me quedo solo en mitad de la nada y no me queda más remedio que desarmar el carburador, limpiar los chiclés y (magia potagia) una pedalada y arranca la Araña a la primera…., qué subidón …a la carga…estoy otra vez aquí chicos¡¡¡¡, aparece Bernardo con las dos chicas de Almería, se vienen conmigo y yo estoy decidido a ir a rumbo hasta un way point y me subo a una colina esperando que se encuentre en lo alto…., pero allí no es, está justo debajo…(tan cerca—pero—tan lejos)., veo el cortado y busco un posible camino para no tener que dar vuelta por donde había venido…dejo la moto subida al caballete, corro por el filo y observo un camino de cabras que enlaza con una duna…., no estoy en disposición de hacerle ascos a un poco de adrenalina…., decido tirarme por allí y me sale cojonudo…llego al way point y mi corazón estalla de alegría, tengo los pelos de punta y esa sensación que algunas veces me invade y confunde mis sentidos; una sensación tan placentera que me deja sin saber si quiero reír o llorar, si tengo frío o calor….también siento un cosquilleo por la nuca y un ardor en la cara. No sé si eso os pasará a los demás algunas veces…; pero yo así lo percibo.
Continúo mi carrera y creo que sólo por ese momento ha merecido la pena todo el raid. Llego al Control de paso y a la meta sin más novedad. Tareas cotidianas de limpieza de filtro, besito de buenas noches a la Araña y hasta mañana…., aunque soy consciente que el embrague de la moto está muy justo y debo evitar las lenguas de arena en lo que sea posible de ahora en adelante.
Durante el Breeffing, ese día Juanmi me hace una mención especial debido a lo espectacular que ha sido mi bajada desde el cerro para lograr ese condenado way point, contraviniendo las normas de que a todos los ways, se llega por caminos de Todo Terreno…, ponen las imágenes para que todos las vean…, a mi me mola…, recibo las felicitaciones de todos mis compañeros de aventura, y creo que desde ese momento me he ganado el respeto de más de uno.
Etapa 5ª.- Con la moto bastante tocada atacar la etapa del día de hoy (la más larga de todas) 200 km de track más los ways que hagas, con sólo 6 horas de tiempo es un poco heavy…., veo el plano y mi estrategia es recortar entre las montañas y así ahorrarme unos 50 km, para poder dedicar ese tiempo y recorrido a hacer ways., salgo el 7 y Manu me dice que me va a pillar y que quiere venir conmigo.., yo le digo que si quiere que se venga.., pero que no se me ponga delante que me estorba y no me deja ver el GPS.., acepta porque durante estos días ponerse a mi cola le había venido bastante bien.,, el maquinón que trae Manu enseguida lo escucho justo detrás de mí, su montura ha sido preparada por motomanía y ruge muy potente detrás de mi, vamos conquistando ways, algunos un poco montañeros en zonas muy duras de piedras “como cuchillos” y durante un vistazo que le echo al GPS otra piedra me revienta una rueda,…la cambio rápidamente y continúo, hacemos otro way point y nos disponemos a cruzar la montaña por una zona de minas donde hay unos trabajadores que parecen sacados de las minas del Rey Salomón, sus equipaciones muy rudimentarias, sus equipos de seguridad inexistentes, y sus caras estupefactas al ver (imagino que a dos extraterrestres)., en el descenso de la montaña observamos un camión volcado que llevará unos años en esa situación y poco a poco se está mimetizando con el entorno, su original color azul, se va tornando rojizo al igual que las piedras que lo rodean, cuando empezamos a ver nubes de polvo a lo lejos, sabemos que el atajo ha sido muy eficaz….., las nubes nos indican que algunos de nuestros compañeros no andan muy lejos…, cuando la pista se pone mejor durante otro vistazo al GPS vuelvo a coger una piedra; y ésta, revienta la rueda como si fuese un explosivo plástico, la rueda trasera explota brutalmente y sus sacudidas no se hacen esperar., no tengo rueda de repuesto, tendría que repara la que había quitado anteriormente, pero recuerdo que se la di al coche de apoyo….(siempre tengo suerte) en esa ocasión aparece Sticky…, él me dejará la suya para continuar…., días antes yo le había conseguido una rueda de las mías y ahora me devolvía el favor…., cambió la rueda y la moto no quiere arrancar otra vez, me harto de empujar y nada…, pero esta vez me tropiezo con el padre de Sara que es un gran mecánico y con sus triquiñuelas y trucos del que ha sido y es todo un hechicero de estos cacharros consigue arrancarla de nuevo,,,,yujuuuuu… No quiero tentar más la suerte porque hoy la he tenido toda de cara, le digo a Manu que mi idea es hacer sólo los ways que estén cómodos y acabar….me queda poco embraque y meterme en una trampa de arena podría acabar con todas mis ilusiones…Llegamos al punto de Control y hoy hay comida de lujo con mesa puesta: arroz con jamón y huevos fritos…Un manjar…, nos dan la salida y el way point esta muy cerca pero hay que bregar 30 mts., de arena para hacerlo y veo que eso no lo puedo repetir mucho o me quedaré tirado. Salgo de allí en dirección al final de etapa entre arenas cambiantes, pero me pierde el egoismo y voy a buscar 2 ways más, los consigo y después me estuve arrepintiendo porque me fui a rumbo hacia el camino y casi me meto en otra trampa de arena….consigo salir y alcanzar la carretera que me llevó hasta la meta….no me lo podía creer. Con la moto hecha una carraca acabé y en mi egoismo, espero que mi moto aún me llevará otro día más. Limpieza de costumbre y besito que no falla.
Etapa 6ª.- Hoy la etapa atraviesa parte de Argelia, hay que llevar el pasaporte y la documentación de la moto (por si acaso), libre como el viento empiezo la etapa y enseguida después de hacer el primer way point me tropiezo con Manu, me pide que lo espere y lo espero haciéndome una foto con un dromedario…, veo como hace el way point que le dije y después veo que no viene, le espero un poco más y …lo siento…, me voy, navego hacia otros destinos, me junto con Jatu y juntos hacemos otros 2 ways, más., su moto no va muy rápido por las pistas y acabo perdiéndolo, hago otros 4 ways más y me meto en una zona bellísima de Oasis, pero los ways allí son muy duros y hay que remar mucho para conseguirlos.., aún así consigo dos más…, veo que el tiempo se me está echando encima empiezo a acelerar y en una zona de ruggies el Tripy se descoyunta y se rompe, lo cojo por los aires y veo que voy a tener que utilizar sólo el GPS…, pero como veo tan poco de cerca, va a ser complicado de ahora en adelante….., confundo el Cp con el wp 13. Y cuando me doy cuenta estoy tan lejos que no me merece la pena volver, empiezo a apretar la moto y cruzo la parte de Argelia como un caza, luego veo una cadena y un soldado en chanclas que me hace gestos de que pase…., acelero y cada vez voy más rápido…quiero llegar…como sea…me da igual….pienso que si me caigo me haré mucho daño, estoy circulando a más de 80 km/h., sobre una superficie de arena compacta, la cual está adornada por piedras como cuchillos que sobresalen y que están firmemente fraguadas en su masa y compactadas como en hormigón, si cayese en este terreno creo que pagaría esta aventura como al Mercader de Venecia, tendría que dejar allí, más de un kilo de carne., pero es mejor no pensar….., enseguida mi GPS me marca la meta y empiezo a ver las columnas de polvo de Enrique y Marchan , con ellos también esta Xavi Aguado.., entramos los cuatro casi a la vez y nos felicitamos….Ya se acabó….POR FÍN…y digo POR FÍN porque aunque disfrutas de cada segundo, la incertidumbre de acabarlo te desgasta y el finalizarlo sin novedad es todo un TRIUNFO., después de las fotos de llegada en el photocall intento arrancar la moto e ir con ella hasta la zona donde están los dromedarios de los turistas y la Araña dice que NO…, respeto su negativa y voy andando a hacer la foto de esta aventura, me subo con todos los trastos a uno de esos dromedarios y queda GENIAL.

1510677_747454795336924_1615657542589148803_n 1374960_747460635336340_2568856275695252055_n 1622627_807319885997903_8792206397649450912_n 10801918_748401325242271_4466440869655139602_n

Comentarios
  • Iván
    Responder

    Eres un crack!!, según lo cuentas parece que yo también estuve allí, algún día iré, no se sí esté año u otro pero yo iré a algún Vespa Raid MAROC seguro!!!

Dejar un comentario